Favoritos Recientes e idiomas.

23.png

Me olvidé de contarles, este año fui a la feria del libro de mi país y como siempre todo se vio muy lindo pero lo que más me gustó fue la cantidad de cosas que me dieron en el stand de Japón (además del mapita que es super aesthetic). Por otro lado, en el stand de Corea del sur escribían tu nombre en coreano (anda a saber si es verdad) pero de todas formas ando feliz con mi marcado de páginas.

24.png

Sigue leyendo

Idiomas perfumados ⌈ 2 ⌋

16.png

Me gustan los idiomas en general y además de eso, adoro encontrar libros en diferentes lenguajes. Puedo encontrar un libro en ruso en una librería y aún así llevármelo a pesar de no entender nada. “¡Pero sólo acumulas!”, “¡Lo haces para aparentar!” a veces suelo escuchar de forma directa o indirectamente. Me importa un carajo señores, soy una persona fácil, veo algo que me hace palpitar el corazón y me lo llevo. Y eso es lo que producen diferentes símbolos en mí, esa palpitación llamada curiosidad.

14.png

Además de la curiosidad, comprarme muchos libros del idioma que estudio me sirven como motivación (porque la mayoría de las veces no son de mi nivel sino superior) y a la vez como regaño para cuando decaigo con el estudio. Suelo pararme frente a mi estantería y mi cerebro dice: ¡Gastaste mucha plata en esto, más te vale estudiar lo suficiente para por lo menos leerlos! Y así es como de nuevo empiezo mi ciclo. Y ojo, los libros que ven allí, salvo el de gramática, los compré en una librería  MUY baratos.

Dejando de lado la pronunciación, leer y encontrar palabras que soy capaz de reconocer me hace muy feliz. Es como si a mi cerebro le diese galletas de recompensa como suelen hacer con los perros en pleno entrenamiento.

9.png

Navego por diferentes géneros, diferente cantidad de páginas y diferentes estilos de libros. Me parece esencial tener uno en mano cuando se estudia, odio las fotocopias. Y esa es una de las razones por las cuales abandoné japonés. Encontraba diccionarios, libros para aprender japonés en una semana (pff) y nada más. Necesitaba urgente un libro, y no algo impreso. Como verán, soy muy exigente con eso.

Sigue leyendo

Idiomas perfumados ⌈ 1 ⌋

15.png

Idiomas Perfumados 

Una de las tantas cosas que me gusta hacer es aprender lenguajes. No voy a mentirles, este no era el tema que había elegido para esta entrada . Les contaré cómo estudio , cómo me motivo y organizo, recomendaciones y qué idioma decidí apartar por el momento y cuál llegó a mi vida de improvisto. Igualmente dividiré esta entrada en dos porque creo que se les hará muy larga así que esperen la próxima.

Hablo mucho mejor el inglés que el italiano, y puedo decir más palabras en italiano que en alemán. Esos tres idiomas circulan ahora en mi vida y los abrazo para que no se me escapen de mis brazos, como una tía lejana con sus nietos. Sin embargo, uno si quiere aprender no puede ser ese familiar cercano, sino uno que acompañe todos los días. Y de chica, mis padres me transportaron los idiomas al mundo de los adultos. Frases como “Te servirá para el trabajo”, “En el curriculum es muy importante”. Y no están equivocados, pero se imaginan la motivación que eso puede darle a una niña de diez años.

6.png

Sólo en el inglés me siento cómoda, pero mi pronunciación es un desastre dado que tengo memoria visual y mi zona de confort durante muchos años fue leer libros sin escuchar al mismo tiempo. Suelen burlarse de cómo pronuncio los nombres de las series de televisión, pero eso no me intimida mucho, me gusta hablar en otro idioma. Claro está que debo esforzarme y por eso últimamente estuve viendo muchos videos en youtube sin subtítulos y con subtítulos (recomiendo el canal: “Easy Languages”); series, películas o incluso entrevistas.

Sigue leyendo

Música alemana y una página para entrenar tu oído con los idiomas

Últimamente se me ha dado por aprender alemán y dejar de lado esa pobre idea de que todos hablan como Hitler. Además, no se sí ya les había contado pero como aprendo todo de forma visual, cuando alguien me habla en inglés tardo mucho en comprender o nunca termino de hacerlo.
El otro día, navegando por internet me topé con una grandiosa página llamada “Lyrics Training”. Tiene un formato de juego donde eliges la canción que quieres (o el programa de tv, trailer de película..etc) y vas completando las palabras que faltan. Para eso tienes dos opciones, rellenarlas escribiéndolas o simplemente dando un click, eligiendo entre varias palabras la correcta. Desde que la uso me va mucho mejor y se las recomiendo, tienen para muchos idiomas (incluso japonés) y pueden descubrir canciones maravillosas.

Related image

Lyrics Training ⇐

¡Ahora sí, las canciones en alemán que me gustaron hasta ahora!

Sigue leyendo

Un amigo japonés vino a visitarme

Su último regalo. Me dio uno a mi y a mi mamá como agradecimiento y por ser “buenas personas”

Hola, luego de estar desaparecida por millones de años vuelvo a encontrarme con ustedes para contarles un poco de mi experiencia. Vamos, no todos los días un japones te visita a tu ciudad y se queda cinco días. Tenía que contarlo.

Pude ver que en unas entradas anteriores hablaba de una aplicación de idiomas llamada “Hello Talk”, allí conocí a Yuki quien aprendía español (y actualmente sigue aprendiendo). Yo, por mi parte, no sabía un carajo de japonés pero intentaba hablar un poco. Igualmente nos entendíamos gracias a papá inglés, así que cuando él no entendía algo en español debíamos hablar en el idioma universal.

2016-04-10 01.22.26 1.jpg

Uno de sus regalos fue un libro de Haruki Murakami (porque nos gusta a los dos) y un separador.

La cuestión es que Yuki iba a hacer un viaje por toda Latinoamérica y bueno, dije que si quería venir lo íbamos a recibir bien. Pensé que se iba a quedar uno o dos días pero al final terminó viniendo 5 días, sí… 5. Mi sorpresa también fue que se alojó en un Hostel que estaba a ocho cuadras de mi casa así que ni me podía creer que un amigo de Japón estuviera a apenas cuadras de donde ahora estoy sentada.
Creo que esta experiencia no me entra en una sola entrada porque viví tantas cosas inimaginables que… bueno, no se pueden decir en palabras. Le mostré toda mi ciudad y hasta estuvo un día con mi mamá tomando mate, así que se pueden imaginar lo buena onda. Debido a que ya conocía España y otros países, no me encontré con un japonés cerrado de mente sino a uno que hacía todo lo posible por experimentar cosas nuevas.

Creo que todos saben que aquí en Argentina tomamos mate, así que quedé en regalarle uno y no saben lo que me reí. Yuki estaba MUY pero MUY emocionado por probarlo y llevaba el mate que le regalé a todas partes. Era muy respetuoso pero no dejaba las bromas de lado, la verdad es que disfruté mucho de su compañía.

20160217_141017.jpg

Otro de sus regalos: Sí alguien conoce el Mantecol, quiero decirle que es casi igual solo que de té verde.

A pesar de que no hubiera otros intereses lo sentí un shojo, sí chicas, fangirleen (¿así se dice). Era todo un caballero, se notaba no sólo en sus acciones sino también en sus gestos y forma de hablar.

Era una persona muy observadora y sacaba muy pocas fotos. En las plazas solíamos comprar algo para la merienda y nos tirábamos sobre el césped a escuchar los pájaros o a ver las nubes, fue algo muy lindo. A veces nos quedábamos en silencio pero no era algo para nada incómodo.

Cuando terminaba el día nos quedábamos en mi casa viendo televisión y le explicaba los programas que había. Como esperaba, el me contaba las cosas locas que pasaban por la televisión japonesa.

Una vez mientras estábamos en una cafetería me dijo que los argentinos teníamos muy buen gusto para decorar cosas, que le impresionaba.

Sé que me olvido un millón de cosas y que lo que escribí aquí no es ni la mitad de lo que me sucedió, pero siempre lo voy a recordar y quizás cuando vaya algún día a Japón nos veamos de nuevo 🙂